¿TLC con país impune

El día 9 de mayo en forma sorpresiva el Presidente Donald Trump despidió al director del FBI James Comey, quién había sido designado para ese cargo en 2013, desempeño que debía durar 10 años; el cargo de director del FBI es como el del Banco de México, autónomo y con una duración definida. Es un cargo técnico ajeno a la política.

El FBI desde principios de siglo XX era una policía con muchas deficiencias, corrupta, sin preparación, algo semejante a cuerpos de policía de nuestro país.

En 1924 llegó a dirigir la Agencia Edgar Hoover, quien se encargó de crear un grupo especial de agentes ajenos a la corrupción para investigar a algunos capos que contrabandeaban alcohol en aquella época prohibida su producción y distribución en Estados Unidos.

La investigación del grupo especial fue exitosa, recopilaron pruebas sobre la evasión fiscal que habían cometido los cabecillas más famosos; después sobrevendría la legalización del alcohol y el cambio de la política en Estados Unidos, lo que originó que los grandes capitales de las mafias fueran a parar a Las Vegas.

De ese episodio muchos toman la lección de la legalización de drogas en forma simplista como la manera de resolver el grave problema que México atraviesa, aunque debo decir, ignoran todo lo que esto representa.

El FBI a partir de Edgar Hoover inició un proceso de moralización y de modernización que implicó exámenes rigurosos para ingresar, títulos profesionales y políticas de selección, reclutamiento, capacidad, perfiles psicológicos etc.; el resultado con el paso de los años ha sido contar con una policía técnica, científica, principal base o soporte de legalidad de las investigaciones federales importantes en EE.UU.

El ex Director del FBI creó una polémica al anunciar públicamente en plena campaña, que se encontraba investigando a Hillary Clinton por la utilización de correos electrónicos propios para manejo de información del Departamento de Estado, la afectada afirmó que esa revelación fue la causa de su derrota.

Sin embargo, eso no detuvo la investigación como tampoco el escándalo de la infiltración de hackers rusos en la reciente elección presidencial, se abrió un expediente que involucra al propio Presidente de los Estados Unidos y a sus colaboradores, y de inmediato fue despedido abruptamente, quien fue el último en enterarse, ya que se encontraba en California en actividades internas de la Agencia que dirigía.

Pareciera repetirse la historia de Nixon y su renuncia anticipada a su destitución, Trump no tiene el camino fácil en los meses siguientes, no obstante cuenta con la mayoría en el Congreso.

¿Que implicaría para Mexico esta interacción?

Trump ocupará la mitad de su tiempo para defenderse de las embestidas del Congreso, mismas que ya han iniciado por parte del Partido Demócrata.

Ayer mismo se propuso la designación de un Fiscal Especial para investigar la participación del Kremlin en la Casa Blanca; le esperan meses difíciles a Trump; ello le mantendrá ocupado y también, abre la posibilidad de su destitución.

De tal suerte que si esto ocurriera, el 2018, año electoral para México, tendrá mejores horizontes y un ambiente menos negativo que el que hoy existe.

Sin embargo, el gobierno mexicano, deberá crear sus propios escenarios para jugar sus cartas inteligentemente. La relación Comercial con Canadá y Estados Unidos es prioritaria y debemos sacarle jugo a la victoria de Macron en Francia, que vuelve a encender el farol de la Globalización, frente a los gobiernos proteccionistas de Estados Unidos, Gran Bretaña y la Federación Rusa.

Trump, como se ha dicho, sacó del closet los peores sentimientos de los estadounidenses, como racismo, xenofobia, violencia, exclusión, separatismo y proteccionismo, al igual que en su tiempo lo hizo Nixon; sentimientos opuestos a los que proclamaron Kennedy, Clinton y Obama aunque la actuación de estos no siempre fuera coherente.

En México no contamos con un cuerpo de policía de calidad, ni en la preparación, formación, ni en la autonomía para abrir investigaciones contra delincuentes poderosos. México no redujo las asimetrías que existían hace 24 años con Estados Unidos.

El porcentaje de pobres aumentó, la inseguridad, la impunidad y las injusticias han aumentado. La renegociación es inminente. México debe estar preparado también en estos renglones.

¿Quien invierte en petróleo con personas que roban los ductos al lado? ¿Quien invierte en el rubro agropecuario con robos y narcos y cobros de derechos de piso y paso ?, ¿Quien desea negocios en un país violento, injusto e impune?

Fuente: El Universal

Posted on May 21, 2017 in Noticias

Comparte en tus redes sociales

Comparte tu opinión

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to Top