Tras la firma del contrato entre el Estado mexicano con la sociedad entre Petróleos Mexicanos (Pemex) y el consorcio Servicios Múltiples de Burgos (SMB) para la operación en el campo terrestre Misión, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) llegó a 72 contratos petroleros a partir de la reforma energética.

De estos contratos aprobados en el nuevo régimen y firmados después de licitaciones o migraciones a partir del 2015, 16 son de producción compartida en que el operador comparte con el Estado a partir de utilidades operativas, mientras que 56 son licencias en que se comparte a partir de ingresos. En tanto, 69 fueron adjudicados a partir de las rondas 1 y 2, mientras que uno fue el farmout para encontrarle socio a Pemex y dos son migraciones del régimen anterior. Por ubicación de los recursos, 48 son contratos terrestres y 24 marinos.

En el bloque Misión, de una superficie aproximada de 1,692 kilómetros cuadrados ubicado en la cuenca de Burgos en Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, Pemex realizó la migración de un contrato incentivado del régimen anterior y con una participación de 51% del contrato —mientras que el consorcio SMB compuesto por la mexicana Grupo R y la argentina Tecpetrol tiene el resto— obtuvo el contrato en la modalidad de producción compartida con una duración de entre 25 y 35 años.

Desde enero del 2004, el consorcio SMB ha venido ejecutando un contrato de obra pública en este bloque. Con la celebración del contrato para la exploración y extracción, se prevén inversiones por 637 millones de dólares y se estima alcanzar una producción máxima de alrededor de 103 millones de pies cúbicos diarios de gas en el 2020, de acuerdo con Pemex.

DOS CONTRATOS DE FARMOUTS ESTA SEMANA

Mañana martes, el regulador firmará dos contratos de licencia más, que fueron producto de los últimos farmouts de Pemex. El primero de ellos será para el bloque Cárdenas-Mora, donde la egipcia Cheiron Holdings Limited resultó ganadora al ofertar un pago inicial de 125 millones de dólares, con lo que se reconocieron las inversiones ya realizadas por Pemex así como una regalía adicional de 13% y un pago en efectivo de 41.5 millones de dólares. Este bloque abarca una superficie de 168 kilómetros cuadrados a 62 kilómetros de Villahermosa, Tabasco. En el contrato de hasta 35 años de duración, cada socio tiene 50% de participación.

El otro contrato entre el Estado, Pemex y su socio será para la operación por un mínimo de 25 años del bloque Ogarrio, donde la alemana DEA Deutsche ganó la participación con Pemex de 50% de la sociedad al ofertar un pago inicial de 190 millones de dólares, una regalía adicional de 13% y un pago en efectivo de 213.9 millones de dólares. Ogarrio es un campo maduro en las cuencas del sureste, con superficie de 156 kilómetros cuadrados a 65 kilómetros de Coatzacoalcos. Tiene reservas totales por 54 millones de barriles de crudo ligero de alta calidad y oportunidades para incrementar su producción en el corto plazo con intervenciones a pozos existentes.

Queda pendiente la firma de los 19 contratos de licencia producto de la ronda 2.4 en aguas profundas así como la licitación para 35 contratos de producción compartida en aguas someras de la licitación 3.1, el próximo 27 de marzo; junto con otros 37 contratos de licencia terrestres el próximo 25 de julio y la licitación de nueve bloques con recursos shale en Burgos el 5 de septiembre.

Fuente: El economista.